Blog

  • Inicio
  • blog
  • Crónica sobre el paraíso desconocido: Bahía de Las Águilas y la belleza del Sur
--PUBLICIDAD--
Blog

Crónica sobre el paraíso desconocido: Bahía de Las Águilas y la belleza del Sur

Image

Ocurrió el sábado 18 de junio de 2022. Fue el día en que un grupo de excursionistas (santiagueros, mocanos, capitaleños, veganos, entre otros, partimos a las 3 de la mañana desde Santiago de los Caballeros hacia el sur profundo (Barahona, Bahoruco, Independencia, Pedernales). Salimos entusiasmados, alegres y con ardiente deseo de explorar esos lugares maravillosos que, hasta ese momento, solo conocíamos a través de datos referenciales.

A las 9 de la mañana ya estábamos en Azua: allí hicimos una parada breve para desayunar, recargar energía y continuar nuestro viaje. A ritmo de salsa, baladas y un buen merengue dominicano arribamos a Neyba, municipio principal de la provincia de Bahoruco, en donde nos deleitamos con la hermosura del balneario Las Marías, fotos y más fotos. Las Marías es un oasis de frescura. Se encuentra localizado en una zona desértica, pero paradójicamente sus aguas son frías y cristalinas, ideales para un refrescante chapuzón.

Nuestra próxima parada fue en un lugar muy singular y extenso: me refiero al Lago Enriquillo, uno de los más lugares más esperados por los viajeros. El Lago Enriquillo tiene una superficie de 240 a 260 km2, su longitud es de 35 km y su anchura de 12 km; su profundidad máxima es 24 m. Es el vestigio de un canal marino que en el pasado geológico de Las Antillas comunicaba la Bahía de Neyba con la Bahía de Puerto Príncipe, en Haití. Sus aguas protegen a una importante población de cocodrilos americanos y otras especies endémicas.

Cabe destacar aquí que tuvimos una gran bienvenida que nos dio el equipo de administración del Lago, encabezado por el Sr. Miguel Méndez, quien con mucha cortesía nos brindó una breve exposición sobre esta área ecológica, sus especies. Aprovechamos para fotografiar la iguana ricordi y luego hicimos un recorrido por la orilla del lago para apreciar su majestuosidad. Regresamos el bus: compartimos un refrigerio y continuamos. 

Después nos dimos un merecido chapuzón en el balneario llamado “Las Barías”. El bosque de Las Barías fue declarado Monumento Natural mediante el decreto 571-09: es un lugar tranquilo del municipio “La Descubierta”, en donde brotan riachuelos en medio de un reducido, pero denso bosque de árboles centenarios. Las Barías nos dejó boquiabiertos con sus aguas extremadamente frías en medio de un clima caluroso. Parecía agua extraída de una nevera. Increíble, pero cierto. 

Almorzamos: una rica y típica comida dominicana, es decir, arroz, habichuela y carne. Este plato se conoce como “La bandera”. Aquella comida estaba muy sabrosa y deliciosa… y como dice el refrán “barriga llena, corazón contento”. Señores, y como si todo esto fuera poco, nos devolvimos en el trayecto y nos dimos un capuzón en “Las Marías” para mitigar aquel calor intenso y sofocante. Es un lugar hermoso y con aguas verdes y transparentes.  Y así seguimos rodando; no se asusten aún, que en el sur todo es lejos, lejísimo. 

Ya en Barahona, fuimos a cenar a un restaurante: nos esperaba un rico mangú; momentos después tuvimos un karaoke espectacular, y agotado el itinerario del día nos fuimos a descansar. Era necesario. 

Al día siguiente, el domingo 19 de junio, a las seis de la mañana desayunamos y nos pusimos en marcha. Todo el mundo listísimo para girar hacia el lugar más esperado por todos: Bahía de las Águilas; en el trayecto hicimos algunas paradas. ¡Cuánta belleza, Dios mío! 

A medida que avanzábamos fuimos testigos del esplendor y la vista impresionante de las más hermosas costas que he visto en mi vida, hasta que aterrizamos en Los Patos, parada obligatoria en este tipo de recorrido. Con tan solo 61 metros. Los patos es el río más corto de República Dominicana y uno de los más pequeños del mundo. 

En el mismo alrededor está la playa San Rafael, que posee aguas cristalinas y está cubierta de pequeñas piedras de color blanco muy pulidas. El paisaje y el ambiente del lugar son muy hermosos, aunque hay que decir esta playa tiene gran oleaje, de modo que los visitantes prefieren el agua dulce y se quedan en Los Patos. Esto es único, es decir, Playa y río en el mismo lugar. 

La siguiente parada obligatoria fue en un lugar ya famoso: el Parque Eólico de Los Cocos. Ahí nos tiramos par de selfies también. Cuántas fotos para el Instagram y aún no llegábamos a Bahía. Oh, pero la gente iba activa con el hastag #reportatuloma con @quieroloma. 

Seguimos en ruta hacia lo más profundo del sur. Después de rueda y rueda, llegamos a Cabo Rojo, sentimos que estábamos relativamente cerca del punto final, pero no. Continuamos en el bus en busca del paraíso perdido, de la playa La Cueva de los pescadores; cabe resaltar que esta playa es hermosísima y tiene un sol picante. Después tomamos el bote y navegamos a mar abierto, disfrutando de una de las vistas más espectaculares de todas… qué color tan lindo tiene esa agua, atravesamos rocas, incluso hay algunas con forma de animales, vimos un pez y una gran tortuga. Todo era impresionante y emocionante. A lo lejos podía observarse esa arena blanca y aquella agua tan cristalina que los botes parecen flotar. Así llegamos a Bahía de las Águilas; ¡cuánta emoción! Todo el mundo tenía su móvil en mano para hacer fotos y grabar videos. Sin temor a equivocarme: la playa más hermosa que he visitado, sus aguas tranquilas y cálidas la hacen ideal para un rico baño y para lo que usted quiera. 

Realmente: Bahía de Las Águilas es de una belleza tan impresionante que no parece real. Un paraíso escondido entre rocas, cactus y arena blanca. Debo decir que es un área protegida, es decir, esta playa forma parte integral del Parque Nacional Jaragua. Está localizada en la provincia de Pedernales, al suroeste de la República Dominicana.

En la zona se encuentran los arrecifes coralinos mejor preservados del Caribe. Es también una zona de cría del manatí antillano, otra especie en peligro de extinción. En el Plantea existen siete especies de tortugas marinas; en mares de América Latina y el Caribe tenemos seis. 

Todos nos enamoramos de Bahía de las Águilas, no era para menos, ya que es un destino celestial, un lugar extraordinario y que vale la pena conocer y explorar. Atrévete tú también a vivir esta memorable aventura de la mano de Quieroloma. Pronto volveremos. 

   Recomendaciones generales: 

  1. Vaya bien ligero de equipaje.
  2. Lleve mucha agua para su consumo, pues el calor y la sensación térmicas son intensos en todo el recorrido. 
  3. Lleva ropa ligera, sombrero, lentes de sol, protector solar, agua mucha agua y tu cámara fotográfica. 
  4. Broncea y humedece tu piel de modo adecuado.
  5. Lleva agua suficiente para consumir una vez llegues a Bahía de las Águilas 
  6. No dejes basura ni residuos en ningún lugar. 

Más publicaciones de Esmeralda Mata (comunicadora)

Sign In